Moda trompe l'oeil


DAVID SANTIAGO TOVILLA

A finales de mayo, el cantante Bad Bunny —quien ahora busca un lugar en el mundo de la moda— acudió al Gran Premio de Fórmula 1, en Mónaco. Llamó la atención con su vestimenta: una playera del diseñador Jean Paul Gaultier.


El atractivo de la prenda no está en el diseño sino en los motivos impresos: una sucesión de puntos y, en donde existe color sólido, se dibujan el bikini y el sostén de un traje de baño. Esto es: genera la percepción que llevara sobrepuestas las prendas femeninas. Es la moda trompe l'oeil que se impone hacia la mitad del 2023.


El término proviene del mundo artístico. La prestigiada Enciclopedia del Arte Garzanti registra: «trompe-l’ oeil locución francesa (traducible como engaño o trampantojo —trampa ante el ojo) que indica un género pictórico en el que el cuidado del detalle y el virtuosismo en las perspectivas y los juegos de luces se aplican con la intención de producir una ilusión de la realidad».


El trompe l'oeil emplea imágenes realistas para construir una ilusión óptica de existencia en distintas dimensiones.


Un artista mexicano que hizo de esta técnica parte de la identidad de su trabajo fue Rafael Cauduro, fallecido apenas hace seis meses. Obras de impacto imborrable por la capacidad de inducción múltiple y de interacción creativa con la historia del arte.



El ingenio de engañar al ojo para crear una realidad ilusoria tiene siglos en la plástica. Ahora, se ocupa como tendencia en el mundo textil para presentar imitaciones de ropa interior, joyas, tatuajes, formas y partes internas del cuerpo.


Sin embargo, hay personalidades que llevan años en uso de este recurso. Iggy Azalea supo incorporar la moda trompe l'oeil a sus atuendos para sus conciertos, por lo menos desde el 2018.


Azalea hizo suyos los diseños de Sergio Castaño Peña para su vida social y musical.


En 2023, la competencia es por la originalidad y capacidad de admiración. Con alternativas para las distintas ocasiones. Véanse algunos ejemplos asequibles.

 

Si lo que se desea es un toque de formalidad, la casa Moschino tiene en su portal un vestido negro con detalles definitorios en blanco.

 

 

Jean Paul Gaultier vende, a través de Farfetch, un vestido blanco, ajustado, cuello redondo y mangas cortas, cuyos detalles a través de rayas verticales que cruzan toda la pieza logran un sexy estampado trompe l’oeil.


 

Balmain, desde la web Harvey Nichols, ofrece una combinación de los llamados vestidos desnudos, con tul transparente, y un estampado que emula al arte clásico.

 


Pero quienes han convertido al vestido trompe l’oeil en un suceso, es la casa portuguesa Constanca Entrudo. Su prenda larga de punto jacquard con mangas tiene agotadas algunas de las tonalidades en que se ha confeccionado.

 

Sobre la tela de un solo color, se imprime un cuerpo femenino desnudo con plena visibilidad de senos, ombligo y zona púbica, en el frente; y los glúteos en el reverso. Es su modelo de superventas y puede adquirirse en su tienda propia.

Constanca Entrudo muestra en sus redes sociales las fotografías de sus clientas quienes gustosas y divertidas portan su irreverente modelo.


 

 

La moda trompe l'oeil tiene aún los reflectores en la pasarela, pero como ha ocurrido siempre, su demanda llevará a la popularización. Ya se verá.


Por lo pronto, Nelly Furtado llegó a México, en junio, al Machaca Fest 2023. Su presentación, la hizo con una prenda de esta moda:



Ella, gustosa, muestra en sus redes sociales, que es trompe l'oeil.


 

Otra artista que se ha ganado el reconocimiento por incorporar la moda a sus conciertos de 2023 es Beyonce. También ella en Renaissance World Tour 2023, utilizó un trompe l'oeil...


www.davidsantiagotovilla.com